InicioLocalRegionalEstatalNacionalPlanetaDeportes Policiaca Columnas

Más Fotos

PUBLICIDAD

 

 

 

 
 
 

 

 

 

Policiaca

Rescatan a 119 inmigrantes en Bravo, Nuevo León




































































Con fuerte dolor en sus glúteos así como en espalda fue llevada al nosocomio Doctor Alfredo Pumarejo una ama de casa que al estar haciendo quehacer perdió el equilibro y cayó pesadamente contra el duro suelo.
Aracely Pedro Rodríguez, de 24 años de edad, con domicilio en la calle Azteca de la colonia Valle de las Anahuas número 15, anoche fue llevada a urgencias del hospital general a bordo de un vehiculo particular tripulado por el amigo de su hermano para que se le atendiera de un fuerte dolor en sus glúteos así como con probable fractura de su espalda. Golpes que se ocasionó ella misma cuando se encontraba en el patio de su casa tendiendo una ropa que había, pero al resbalar se golpeó contra el piso y unas piedras que se hallaban en ese lugar. Debido a que todo fue un mero accidente casero no hubo delito que perseguir y ya siendo dada de alta podrá regresar a su casa para que descanse y ya repuesta vuelva a las lavadas.
Monterrey, NL .- Un grupo de 119 migrantes deshidratados y enfermos fue rescatado luego de permanecer hacinado en un tráiler, en el municipio Bravo de Nuevo León.
El Gobierno de Nuevo León informó en un comunicado que personal de seguridad y de Protección Civil acudió a ayudar con atención médica, alimento, agua, traslado y resguardo de 119 migrantes hacinados en la caja de un tráiler, en el kilómetro 176 de la carretera que conduce a Reynosa.
Personal de las Secretarías General de Gobierno, Salud y Seguridad Pública, así como a la Dirección General de Protección Civil se desplegó para atender el grupo de migrantes, conformado por 81 adultos y 38 menores, quienes se encontraban bajo el resguardo de miembros del grupo Fuerza Civil, Policía Militar y Policía Federal.
Los migrantes fueron instalados en un albergue, después del operativo que inició a las 22 horas del miércoles y terminó en la madrugada del jueves. Los policías estatales proporcionaron alimento, comida y botellas de agua.
Al menos 100 migrantes presentaban cuadros de deshidratación, vómitos y mareos, derivados de las condiciones en que eran trasladados, por lo que personal médico y de enfermería les brindó atención directamente en el lugar. Además, fueron atendidas dos mujeres migrantes embarazadas, una de las cuales fue trasladada a un hospital.

 
Por agredir a vecino los detienen