`

 

 

InicioLocalRegionalEstatalNacionalPlanetaDeportes Policiaca Columnas

BOGOTÁ, Colombia.- Las expectativas de hallar vivas a entre 20 y 30 personas que quedaron sepultadas por un derrumbe de tierra, lodo y piedras en una carretera de Colombia son muy bajas, admitieron este martes las autoridades locales y los equipos de rescate en la zona.
El derrumbe, provocado por las fuertes lluvias caídas en la zona, se produjo este lunes cerca del municipio de Giraldo, en Antioquia (noroeste), en la vía que comunica la capital del departamento, Medellín, con el mar Caribe.
La carretera está en muy mal estado y todavía no se ha podido rescatar a ninguno de los sepultados, según constató Efe en el lugar del derrumbe.
Hasta la zona se desplazó hoy el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien se reunió con los familiares de las víctimas que se han comenzado a congregar en el lugar de la tragedia.
Santos, que recorrió el área del derrumbe en compañía del director de la Policía de Carreteras, el general Rodolfo Palomino, y del ministro de Transporte, Germán Cardona, entre otras autoridades, adelantó que las tareas de rescate se prolongarán durante varios días.
En esas labores, que comenzaron ayer mismo y se reanudaron hoy tras cesarlas durante la noche, participan unas 40 personas de Defensa Civil, bomberos, Cruz Roja, la Policía y el Ejército.
En el momento del derrumbe, las viviendas de la zona ya habían sido desalojadas, pero decenas de personas se encontraban en la carretera haciendo un transbordo entre dos autobuses.


 

 

 

 

 

 

 

 

ok mando

 

 

 

 

Planeta

Rutte propone controles fronterizos con países que rechazan refugiados











































































Cuerpos de auxilio rescatan a vario entre los escombros; mueren siete
La Haya.- El primer ministro holandés, Mark Rutte, propuso este jueves que los países "de la Europa más occidental" que rechacen acoger a solicitantes de asilo reinstauren los controles fronterizos con los Estados de la Unión Europea (UE).
"No es aceptable que unos pocos países reciban a la mayoría de los refugiados. Lo que nosotros, como países occidentales podemos hacer es reintroducir nuestros propios controles fronterizos entre esta parte de Schengen y la otra", aseguró el liberal.
En los últimos años, la Unión Europea ha sido incapaz de reformar su política común de asilo para la redistribución de refugiados y muchos países, como Holanda, consideran que los solicitantes de asilo deben convertirse en una responsabilidad conjunta de toda la UE.
Sin embargo, otros, como Polonia, Hungría o la República Checa, son reacios a acoger inmigrantes y refugiados en su territorio.
Rutte considera que "muchos de esos países de Europa son miembros del área (de libre circulación) Schengen y están orgullosos de ello", pero advierte de que "esta membresía también tiene la consecuencia de que deben mostrar solidaridad" con sus colegas europeos o arriesgarse a volver a estar aislados por controles de pasaporte.
El primer ministro holandés aseguró que ya discutió estos planes de "amenazar con la introducción de fronteras dentro del área Schengen" con el presidente francés, Emmanuel Macron, e informó de que lo hablará con su homóloga alemana, Angela Merkel, en Berlín, donde tiene planeado viajar la tarde de este jueves.
En declaraciones a la televisión holandesa NOS, Rutte también subrayó que su visión sobre la UE ha cambiado en los últimos tiempos: "Europa es mercado y moneda, pero se ha agregado un punto más, la seguridad", apuntó.