`

 

 

InicioLocalRegionalEstatalNacionalPlanetaDeportes Policiaca Columnas

BOGOTÁ, Colombia.- Las expectativas de hallar vivas a entre 20 y 30 personas que quedaron sepultadas por un derrumbe de tierra, lodo y piedras en una carretera de Colombia son muy bajas, admitieron este martes las autoridades locales y los equipos de rescate en la zona.
El derrumbe, provocado por las fuertes lluvias caídas en la zona, se produjo este lunes cerca del municipio de Giraldo, en Antioquia (noroeste), en la vía que comunica la capital del departamento, Medellín, con el mar Caribe.
La carretera está en muy mal estado y todavía no se ha podido rescatar a ninguno de los sepultados, según constató Efe en el lugar del derrumbe.
Hasta la zona se desplazó hoy el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien se reunió con los familiares de las víctimas que se han comenzado a congregar en el lugar de la tragedia.
Santos, que recorrió el área del derrumbe en compañía del director de la Policía de Carreteras, el general Rodolfo Palomino, y del ministro de Transporte, Germán Cardona, entre otras autoridades, adelantó que las tareas de rescate se prolongarán durante varios días.
En esas labores, que comenzaron ayer mismo y se reanudaron hoy tras cesarlas durante la noche, participan unas 40 personas de Defensa Civil, bomberos, Cruz Roja, la Policía y el Ejército.
En el momento del derrumbe, las viviendas de la zona ya habían sido desalojadas, pero decenas de personas se encontraban en la carretera haciendo un transbordo entre dos autobuses.


 

 

 

 

 

 

 

 

ok mando

 

 

 

 

Planeta

Roba un millón de dólares en carne de fajita

















































Cuerpos de auxilio rescatan a vario entre los escombros; mueren siete
Dallas Texas.- Un empleado del Departamento de Justicia Juvenil del Condado de Cameron, en el sur de Texas, fue arrestado por cargos de robo de carne de fajitas por 1.2 millones de dólares a lo largo de nueve años.
Cabe señalar que el Departamento de Justicia Juvenil del Condado de Cameron no sirve fajitas en el menú.
De acuerdo con las autoridades, Gilberto Escamilla, que era encargado de la adquisición de alimentos para el Departamento de Justicia Juvenil, que administra la correccional de menores en el Condado, aprovechó su cargo para comprar la carne con dinero público y venderla luego a sus propios clientes.
El fraude de fajitas sumo un total de un millón 251 mil dólares.
El último pedido que Escamilla realizó fue de 800 libras, casi 363 kilos, de este producto, cuyo valor se estima en 5 mil dólares partiendo de que el precio comercial está a 6.99 la libra.
El robo fue detectado el 7 de agosto, cuando un envío de 360 kilos de fajitas llegó al Departamento de Justicia Juvenil en San Benito, explicó el procurador del Condado de Cameron, Luis V. Saenz, al periódico The Brownsville Herald.
Si no fuera tan serio, pensarías que fue una obra de ‘Saturday Night Live’. Pero esto es lo real", explicó Saenz.
Escamilla tomó un día libre para ir a una cita médica y un conductor de Labatt Food Service en Harlingen, el vendedor de carnes para el Departamento de Justicia Juvenil, llamó a la cocina para informar sobre una entrega de fajitas.
La mujer que contestó el teléfono le dijo al conductor que estaba equivocado y que la cocina no servía fajitas.