`

 

 

InicioLocalRegionalEstatalNacionalPlanetaDeportes Policiaca Columnas

BOGOTÁ, Colombia.- Las expectativas de hallar vivas a entre 20 y 30 personas que quedaron sepultadas por un derrumbe de tierra, lodo y piedras en una carretera de Colombia son muy bajas, admitieron este martes las autoridades locales y los equipos de rescate en la zona.
El derrumbe, provocado por las fuertes lluvias caídas en la zona, se produjo este lunes cerca del municipio de Giraldo, en Antioquia (noroeste), en la vía que comunica la capital del departamento, Medellín, con el mar Caribe.
La carretera está en muy mal estado y todavía no se ha podido rescatar a ninguno de los sepultados, según constató Efe en el lugar del derrumbe.
Hasta la zona se desplazó hoy el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien se reunió con los familiares de las víctimas que se han comenzado a congregar en el lugar de la tragedia.
Santos, que recorrió el área del derrumbe en compañía del director de la Policía de Carreteras, el general Rodolfo Palomino, y del ministro de Transporte, Germán Cardona, entre otras autoridades, adelantó que las tareas de rescate se prolongarán durante varios días.
En esas labores, que comenzaron ayer mismo y se reanudaron hoy tras cesarlas durante la noche, participan unas 40 personas de Defensa Civil, bomberos, Cruz Roja, la Policía y el Ejército.
En el momento del derrumbe, las viviendas de la zona ya habían sido desalojadas, pero decenas de personas se encontraban en la carretera haciendo un transbordo entre dos autobuses.


 

 

 

 

 

 

 

 

ok mando

 

 

 

 

Planeta

La cumbre entre Trump y Kim se salda con un fracaso










































































Cuerpos de auxilio rescatan a vario entre los escombros; mueren siete
El presidente de EEUU, Donald Trump, embarca en el Air Force One en el aeropuerto internacional Noi Bai para abandonar Vietnam tras la segunda cumbre con el líder norcoreano, el 28 de febrero de 2019
La cumbre entre Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un, centrada en la desnuclearización, terminó abruptamente este jueves en Hanói sin un acuerdo porque según el presidente estadounidense Pyongyang quería el levantamiento de todas las sanciones.
El objetivo de la cumbre era concretar los resultados de su primera reunión histórica de junio en Singapur, pero Kim y Trump no lograron acordar la declaración conjunta inicialmente prevista.
"A veces hay que irse, y esta es una de esas veces", declaró a la prensa un Trump inusualmente pesimista al término de la reunión. "Básicamente ellos querían el levantamiento de todas las sanciones y nosotros no podíamos hacerlo".
En una inhabitual rueda de prensa en Hanói, el canciller norcoreano Ri Yong Ho aseguró que Pyongyang hizo una "oferta realista" en la cumbre y que Corea del Norte buscaba un levantamiento de sanciones parcial, y no total.
Pyongyang ofreció "desmantelar permanente y completamente todas las plantas de producción nuclear" de su complejo de Yongbyon si Washington retira las sanciones "que obstaculizan la economía civil y el sustento de nuestro pueblo", sostuvo.
Con todo, el presidente estadounidense había insistido en que era "optimista de que los avances" logrados antes y durante la cumbre les dejaban "en posición de obtener un muy buen resultado" en el futuro. "Prefiero hacerlo bien que hacerlo rápido".
Trump dijo que Kim prometió no reanudar las pruebas de misiles balísticos o nucleares, pero precisó que por ahora no está prevista una tercera cumbre con el líder norcoreano, a pesar de la "cordialidad" que, según él, existe entre ambos.
"Simplemente nos caemos bien. Existe una cordialidad entre nosotros y espero que dure", afirmó el republicano.

El anuncio de Maduro se da a dos días de que la oposición inicie el proceso para el ingreso de la ayuda humanitaria internacional, una iniciativa que el mandatario ha rechazado alegando que es un pretexto para una intervención militar.

“Las provocaciones hay que trabajarlas con tiempo para desmontarlas”, expresó Maduro al explicar las razones que llevaron al cierre de la frontera con Brasil, pero no ofreció detalles.

En el caso de Colombia, el mandatario izquierdista manifestó que está evaluando “un cierre total de la frontera” y dijo que todo dependerá de que no prospere “ninguna provocación” del presidente colombiano Iván Duque, al que acusó de querer llevar a los dos países a una guerra.

“Responsabilizo al señor Iván Duque de cualquier violencia que haya en la frontera”, afirmó Maduro sin presentar pruebas.

Asimismo, el mandatario aprovechó para criticar el concierto que se realizará el 22 de febrero en la ciudad colombiana de Cúcuta en apoyo a la ayuda humanitaria para Venezuela y dijo, dirigiéndose a los artistas que participarán en el evento, que deben saber que “están cometiendo un delito de carácter internacional porque están avalando una invasión militar”.

Al reiterar los cuestionamientos al plan de ayuda humanitaria que impulsa la oposición, Maduro afirmó que en el país hay una “gran provocación interna” que busca generar una “conmoción nacional” y un golpe de Estado.

A su vez entró en vigor una normativa del estatal Instituto Nacional de Aeronáutica Civil que prohíbe los vuelos privados en el país, indicó a la AP Humberto Figuera, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela. Figuera expresó que la medida no afecta a los vuelos comerciales de las aerolíneas locales e internacionales.

Las autoridades también cerraron esta semana por tiempo indefinido las fronteras marítima y aérea con las islas caribeñas de Aruba, Curazao y Bonaire, que están frente a las costas occidentales de Venezuela.

En la ciudad colombiana de Cúcuta, en el estado brasileño de Roraima, Curazao y la ciudad de Miami, se abrieron centros de acopio de ayuda humanitaria.

Los anuncios de Maduro se dan en momentos en el Guaidó y un grupo de congresistas opositores avanzan hacia el límite con Colombia para presionar por el ingreso de la ayuda.

Durante el recorrido por los estados centrales de Aragua y Carabobo, Guaidó y los congresistas debieron sortear algunos bloqueos de vías que hicieron guardias nacionales para seguir su camino hacia el estado fronterizo de Táchira.