InicioLocalRegionalEstatalNacionalPlanetaDeportes Policiaca Columnas


 

 

 

 


 

 

 

 
 
 

Planeta

La ONU acusa a Israel de posibles "crímenes de lesa humanidad" en Gaza




Miami, Florida.- El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha informado que podría fallar a favor de los productores de tomate de Florida y anular un acuerdo tomatero de 16 años con México. Esta medida permitiría a productores estadounidenses a solicitar medidas anti-dumpingo sobre las importaciones de tomates frescos de México.
Los productores de la Florida han tratado de conseguir la anulación del acuerdo, diciendo que es anticuado y que las importaciones de tomates mexicanos están perjudicando a la industria nacional.
Por su parte, el gobierno mexicano dice que un paso tal dañaría sus relaciones comerciales con Estados Unidos, su socio en el Tratado de Libre Comercio. Dice que el comercio de tomates con Estados Unidos está valorado en más de 1.800 millones de dólares.
El Departamento de Comercio dijo que tomará una decisión en el sobre el futuro del acuerdo tomatero en no más de 270 días.
Los productores mexicanos habían solicitado una reunión el mes pasado para encontrar una solución "mutualmente satisfactoria" al problema, dijo el jueves la Secretaría de Economía.

Manifestantes palestinos afectados por gases lacrimógenos lanzados por fuerzas israelíes durante enfrentamientos en Gaza, cerca de la frontera israelí, el 2 de noviembre de 2018
La respuesta israelí a las manifestaciones palestinas en Gaza en 2018 se asemeja a "crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad", concluyó el jueves una comisión de investigación de la ONU en un informe considerado "falso y parcial" por Israel.
Según la comisión, cuyo mandato estaba limitado a los acontecimientos de 2018, estas manifestaciones eran esencialmente de "naturaleza civil" y existen "motivos razonables para creer que francotiradores de élite israelíes dispararon contra periodistas, personal sanitario, niños y personas discapacitadas, sabiendo que eran claramente reconocibles como tales".
De acuerdo con los investigadores, mandatados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU pero que no recibieron la autorización de Israel para ir sobre el terreno, "más de 6.000 manifestantes desarmados fueron alcanzados por francotiradores de élite militares" durante las manifestaciones el año pasado.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rechazó el informe en Twitter: "El Consejo establece nuevos récords de hipocresía y de actitud falaz, motivada por su odio obsesivo a Israel".
Israel mencionó también su derecho a defenderse de las actuaciones del movimiento islamista palestino Hamas, que gobierna en la Franja de Gaza.
El grupo islamista Hamas, por su lado, reclamó que la comunidad internacional haga "rendir cuentas" a Israel por "crímenes de guerra".