InicioLocalRegionalEstatalNacionalPlanetaDeportes Policiaca Columnas


 

 

 

 


 

 

 

 
 
 

Planeta

Obispos chilenos se reúnen con el papa





Miami, Florida.- El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha informado que podría fallar a favor de los productores de tomate de Florida y anular un acuerdo tomatero de 16 años con México. Esta medida permitiría a productores estadounidenses a solicitar medidas anti-dumpingo sobre las importaciones de tomates frescos de México.
Los productores de la Florida han tratado de conseguir la anulación del acuerdo, diciendo que es anticuado y que las importaciones de tomates mexicanos están perjudicando a la industria nacional.
Por su parte, el gobierno mexicano dice que un paso tal dañaría sus relaciones comerciales con Estados Unidos, su socio en el Tratado de Libre Comercio. Dice que el comercio de tomates con Estados Unidos está valorado en más de 1.800 millones de dólares.
El Departamento de Comercio dijo que tomará una decisión en el sobre el futuro del acuerdo tomatero en no más de 270 días.
Los productores mexicanos habían solicitado una reunión el mes pasado para encontrar una solución "mutualmente satisfactoria" al problema, dijo el jueves la Secretaría de Economía.

CIUDAD DEL VATICANO— Una delegación de obispos chilenos se reunió el lunes con el papa Francisco, un año después del controversial viaje a Chile en el que el pontífice defendió a un obispo local acusado de encubrir a un notorio predador sexual.

El comité permanente de cinco miembros de la Conferencia Episcopal de Chile solicitó el lunes la reunión para informar a Francisco de sus esfuerzos para responder a una crisis de abusos sexuales por parte del clero en el país sudamericano y trazar un plan a futuro.

“Es un proceso largo”, dijo el secretario general de la conferencia, el obispo Fernando Ramos, tras la reunión que incluyó un almuerzo y duró casi tres horas. “Todas las instituciones en Chile han perdido mucha credibilidad, la Iglesia incluida, no sólo por un problema cultural, sino también por nuestros propios errores, pecados y delitos que se han cometido adentro de la Iglesia”.

El viaje papal a Chile, en enero de 2018, alimentó una crisis de confianza en la Iglesia chilena y en la jerarquía del Vaticano dada la cantidad creciente de denuncias por abuso sexual y el encubrimiento que durante años se negó.

Luego de regresar a Ciudad del Vaticano, Francisco comisionó una investigación, pero se espera que haya varias más. Dos miembros de la delegación, por ejemplo, son investigados por fiscales chilenos por su supuesta participación en el encubrimiento.

El obispo Ramos afirmó que las peticiones de renuncia expiraron luego de tres meses, pero un funcionario del Vaticano dijo que no existía tal expiración.

El obispo agregó que la reunión fue “cordial” e “interesante”.

Francisco afirma que los miembros de la jerarquía chilena no le informaron bien sobre el caso de Barros. Recientemente sacó al arzobispo retirado de Santiago, el cardenal Javier Errazuriz, de su gabinete cercano.