V

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

InicioLocalRegionalEstatalNacionalPlanetaDeportes Policiaca Columnas


 

 

 

 

 

-Los graves abusos de la C.F.E., son peores que cuando era privada.
-Hay un tal Lucas, que es un verdugo.
-Lo usa el superintendente, como tal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Columnas

HOMENAJE PERENNE
COLUMNA ESCRITA POR DON GONZALO MARTINEZ SILVA.

 





Cínica pretensión municipal de robar a la UAT
Quieren escamotearle 250 millones de Expo
Dicen que los invirtieron en instalaciones
La protesta femenil, el principio del fin

-Destruida la red carretera regional.
-Brechas 18,120,109,82, Sendero destruidas
-Pero se construye teatro de mil millones.
-No pudo Loa Sánchez hacer nada por su gente

 

Recorro con frecuencia las brechas de la región y aún cuando ahora lo hago un poco menos, por el alto precio de los combustibles, no dejo de hacerlo. Ayer recorrí la brecha 18 desde Villa Cárdenas por la carretera Reynosa, hasta el aeropuerto de Matamoros por la carretera Victoria, son algo así como 25 kilómetros. Esta brecha estuvo pavimentada hasta 1980. También estuvieron en muy buen estado la brecha 120 que comunica al Empalme con Valle Hermoso y se conecta con la carretera de las Yesquitas; el Sendero Nacional que comunica a Matamoros con Valle Hermoso y Anahuac; la brecha 82 que entronca la carretera Matamoros – Victoria con Valle Hermoso y el Realito, para conectarse con la brecha 109 que llega a Río Bravo. Todas en fin estaban en muy buen estado. Son varios cientos de kilómetros de carretera estatales, es decir que no fueron entregadas a la Federación como la carretera a la playa, y es que por lo tanto siguen bajo el cuidado del Estado. La sabiduría popular dice que no es problema ganar dinero, sino lo difícil es saber guardarlo. Lo mismo puede decirse de los bienes públicos, es más fácil construir cualquier adefesio, cualesquiera calle nueva, una cuadra de pavimento, un edificio, todo eso es más fácil que conservar que lo que existe. En realidad es una paradoja, porque conservar lo que hizo el antecesor para bien del pueblo, cuesta muy poco, pero esa conservación mantendrá en la memoria del pueblo, la obra del que se fue y eso no puede permitirse. Hay que borrarlo. Hay que dejar que se destruya lo que hizo. Probablemente el mandatario irresponsable, no es tanto o nada, sino que deja que sus colaboradores, los malvados silogos (que a todo dicen que sí ) le lavan el cerebro y dado su pequeñez, su enanismo mental, destruyan la obra hecha, que al final de cuentas no es de nadie, sino que es un bien público. La red de brechas pavimentadas de la región casi ha desaparecido y que para decir la verdad, no fueron obra de Enrique Cárdenas, ni de Manuel Ravize o Praxedis Balboa, fueron producto inicialmente, del Comité Regional de Caminos Vecinales que crearon las fuerzas vivas de Matamoros, Reynosa, Valle Hermoso, Río Bravo y los municipios ribereños, allá por los años cincuentas. Los gobiernos de Ravize y de Enrique Cárdenas se encargaron de su conservación y quedaron en buen estado. Cuando se inició el actual gobierno estatal, los colaboradores del doctor Emilio Martínez Manuatou, pensaron en otras obras, todas muy importantes, todas de proyección política, pero se olvidaron de la conservación de las carreteras regionales de esta importantísima región agrícola del Norte de la entidad. En la primera mitad del sexenio, el diputado por el distrito de Matamoros era un representativo de la oposición, por tanto, creo que puso poco interés por hacer saber al gobernador el deterioro constante de los caminos y si acaso puso algún empeño, no le hicieron caso por ser de una corriente política opuesta. Por eso cuando se renovó la legislatura local en el año de 1983 y apareció como candidato del PRI el ejidatario Agustín Loa Sánchez, abrigué la esperanza de que pronto empezaría a repararse la brecha 18 que pasa por el Ejido Revolución de Loa. Mi candidato a diputado fue el obrero de Teléfonos de México, Enrique Rossainz Zárate, postulado por la Alianza de Partidos, pero pensaba que perdiendo, ganaríamos porque Loa echaría la carne al asador porque se repara su carretera. Estuve completamente equivocado. Pasaban las semanas y los meses y la brecha 18 que pasa por el Ejido Revolución cada día tenía más baches, hasta que, el miércoles lo constaté, se ha acabado totalmente la carpeta asfáltica y queda sólo la tierra. Esta brecha comunica a los ejidos Cárdenas, Morelos, Revolución, Laguna, Los Ranchitos, Vanguardia y La Venada. Me pregunto una y otra vez y esto también compete al diputado de oposición Alfredo Arriaga García, de la actual legislatura, ¿cómo es posible que le hayan aprobado a la dirección de Obras Públicas un proyecto faraónico de la construcción de un teatro más en Victoria con costo de más de mil millones de pesos, frente al Palacio de Gobierno que construyó el general Raúl Gárate y se hayan olvidado de las brechas de la región que produce alimentos por dos billones de pesos al año? Porque no solo es la brecha 18 la que está destruida, sino que todas las que señalé en el tercer párrafo de esta colaboración, están intransitables. Y más abominable aparece la irresponsabilidad de los colaboradores del Dr. Martínez, cuando al inicio de su gestión eran sólo pequeños bachecitos, los que una sola cuadrilla permanente, se hubieran reparado, sin costo y con rapidez. No obstante este abandono irreparable y por las obras urbanas realizadas, los barberos del gobierno del Estado, los aplaudidores oficiosos han venido `` "desglosando’’ ( así dicen en vez de decir que van a glosar) el informe del doctor Martínez Manautou, que no es otra cosa que pronunciar discursos maratónicos de lisonjas y alabanzas. ¿Cómo podrá enmendarse ahora el abandono de los caminos vecinales por parte del gobierno del Estado si ahora, hasta intereses tiene que pagar el gobierno estatal al Ayuntamiento de Matamoros por el jineteo de las participaciones federales? Hasta mañana.