V

 

 

 

s

 

 

 

 

 

 

 

 

InicioLocalRegionalEstatalNacionalPlanetaDeportes Policiaca Columnas


 

 

 

 

 

-Los graves abusos de la C.F.E., son peores que cuando era privada.
-Hay un tal Lucas, que es un verdugo.
-Lo usa el superintendente, como tal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Columnas

HOMENAJE PERENNE
COLUMNA ESCRITA POR DON GONZALO MARTINEZ SILVA.

 





Cínica pretensión municipal de robar a la UAT
Quieren escamotearle 250 millones de Expo
Dicen que los invirtieron en instalaciones
La protesta femenil, el principio del fin
VERTICE

-Sobre la Renuncia de George Portes
-Se sabe que Puede Substituirlo El Platanito.
-Le Falta Eficacia Para Someter Pistoleros.
-El Policía Debe Entender que Representa la Ley.


 "No he renunciado ni lo haré y por el contario nos esforzamos por RESTABLECER el orden en la población en base a una vez más fuerte vigilancia" dicen que dijo, el Director de Seguridad Pública de Matamoros, Javier Georges Portes, protegido del actual Secretario General de Gobierno, licenciado Perales Meléndez. Estas declaraciones fueron publicadas el jueves por un matutino, sin embargo, hay testimonios de reporteros policiacos de que Georges Portes, había anunciado su renuncia, en virtud de la serie macabra que le dio su bautizo de fuego, desde las primeras horas de que asumió el mando policiaco. Se sabe además que Georges Portes pretende retirarse ántes que le pidan que se vaya, pues hasta sus oídos llegó la noticia de que, de Veracruz había llegado Raúl Espinoza (a) El Platanito, a quien expresamente mandó llamar Fernando Montemayor para entregarle el mando policiaco. Esto también lo supo Georges Portes, pues el día que cerraron varios negocios de la zona de tolerancia llamada Zonatur y que en uno de esos negocios se encontraba Espinoza, lo llevaron detenido y Georges le pidió a los fotógrafos que lo retrataran y publicaran su foto para desprestigiarlo a fin de que no sea posible nombrarlo Director de Seguridad. En honor a la verdad, no se ha visto capacidad de mando policiaco al señor Georges y menos intuición policiaca. Podría hacer un buen papel en una ciudad pequeña como Valle Hermoso o San Fernando. Podrá controlar un motín o mitin político donde, la gente con todo y sus presiones tiene sentido cívico. Pero debe ser muy difícil, casi imposible someter a los mafiosos y pistoleros de Matamoros. Para someter a los bandidos se necesita un alto grado de valor civil. El policía no tiene por qué desafiar a los matones a un duelo a muerte. Tiene que conminarlos a que respeten la ley y respaldarse en su arma. Tampoco los pistoleros, por más terribles que sean, se atreven a dispárale a un policía, pues saben que detrás  de uno vienen otros y detrás de aquel vienen decenas. El policía tiene que aprender a sentirse el representante de la ley y como tal, ordenar el arresto, el alto, el manos arriba, el "suelten las armas". Yo he conocido muchos jefes policiacos que cumplieron las más peligrosas comisiones, casi temblando de miedo, pero compenetrados que ellos representaban el poder público. Hace muchos años, dos comandantes amigos míos, recibieron la orden de tomar preso a Indalecio Pizaña, peligroso hombre de armas que estaba pendiente con la justicia por homicidio, pero le achacaban otros. El jefe de la policía que era el mayor Ubaldo Gárate quien fue hombre de confianza del general Anacleto Guerrero hombre fuerte de Nuevo León y protector y terror de los más famosos pistoleros; Garate pues, ordenó que si pretendía fugarse que no lo fuera a dejar escapar … vivo. El pitazo decía que Pizaña dormía en una choza abandonada en un barbacho cerca de El Empalme. La captura se llevó a cabo sin problemas, trajeron a Indalecio esposado. Mis amigos con su presa venían temblando, pero con una enorme sonrisa porque habían cumplido con su deber. Cuando declaró Pizaña, lo primero que dijo fue que jamás habría disparado contra la policía, el huía de sus enemigos y porque no quería ir a prisión. Se habla de que los traficantes son sumamente peligrosos y así es, sólo que , su fiereza aparece cuando alguien trata de despojarlos de su "carga". Pero cuando los capturan por andar armados o por delación de sus colegas, no se oponen a su captura, sabidos de que difícilmente les probarán sus actividades. Falta un hombre de gran valor civil, para que se haga cargo de la policía, porque parece que el señor Georges no puede con la canasta. Es tanta su ineficiencia que la gente todos los días al amanecer se pregunta, ¿Cuantos muertos hubo anoche? Por eso lo de la renuncia, no estaría malo. Hasta mañana.