V

 

 

 

s

 

 

 

 

 

 

 

 

InicioLocalRegionalEstatalNacionalPlanetaDeportes Policiaca Columnas


 

 

 

 

 

-Los graves abusos de la C.F.E., son peores que cuando era privada.
-Hay un tal Lucas, que es un verdugo.
-Lo usa el superintendente, como tal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Columnas

HOMENAJE PERENNE
COLUMNA ESCRITA POR DON GONZALO MARTINEZ SILVA.

 





Cínica pretensión municipal de robar a la UAT
Quieren escamotearle 250 millones de Expo
Dicen que los invirtieron en instalaciones
La protesta femenil, el principio del fin

Escrito y publicado el 2 marzo 1974

• OMINOSO ANUNCIO DEL SECRETARIO DE AGRICULTURA
• “EMPEZAMOS MUY MAL EL AÑO DE 1974”, DECLARA
• FACTORES EXTERIORES NOS AFECTAN SERIAMENTE
• SE DIVIERTE, PERO NO SE CONJURA LA CRISIS

 

Los periódicos que publican la información de la CGV, traen en su edición del sábado 23 de febrero unas ominosas declaraciones del Secretario de Agricultura, Oscar Brauer sobre las cuestiones agrícolas del año 1974, que hace dos meses estrenamos.
Contrastan desde luego estas declaraciones que parecen alarmantes, pero que más que todo deben ser realistas, con el tono de optimismo que siempre impuso a las suyas el anterior Secretario de Agricultura, Manuel Bernardo Aguirre y otros Secretarios de Estado, que anuncian: que tenemos de todo, que el peso es firme, que las reservas petroleras son inmensas, que hay montañas de oro en las cajas de caudales, cuando que es todo lo contrario.
Pero falta algo al realismo de Brauer: falta acción; ya que si se ve que la pared de una casa se viene encima, lo más elemental que hará cualquiera, es ponerle unos puntales, tratar de evitar la catástrofe.
Si el agua nos inunda hay que subir a sitios elevados a poner diques. Si tenemos hambre es preciso comer y si estamos muy pobres, lo más indicado es trabajar.
Pero el Secretario de Agricultura, el doctor Brauer, no habla nada de esto, sino sólo de que el año pinta bastante mal. Veamos:
”Por el desquiciamiento en el exterior de algunos productos agropecuarios, en México se registran fenómenos que “nos pondrán en aprietos” ya que al iniciarse el año agrícola de 1974, las superficies cultivadas de muchos alimentos, tienden a la disminución”.
“En tales circunstancias, el país está condenado a seguir importando alimentos y nada extraño sería que se incremente la cifra de seis mil millones de pesos que dio a conocer la CONASUPO”.
“Tales consideraciones fueron hechas hoy por el Secretario de Agricultura y Ganaderia, doctor Oscar Brauer Herrera al informar que “estamos empezando mal el año agrícola de 1974”.
“Nos llegan informes –indicó- que en el Noreste, una de las principales regiones productoras de trigo, la superficie cultivada se reducirá en 25 mil hectáreas de trigo, las cuales serán sembradas de algodón”.
“El doctor Brauer calificó de “muy delicada la situación”, porque lo menos sería dejar que nuestros productores agrícolas alcancen los mismos precios que el mercado internacional. Pero en ese momento subiría el precio del pan y las tortillas y vendrían otros problemas”.
“El funcionario se pronuncio porque en lugar de que sigamos comprando caro en el extranjero, compremos caro en México. Ello se traduciría en un importante estímulo al agricultor”.
Nos parecen muy juiciosas las consideraciones del doctor Brauer, pero está permitido al más común de los mortales expresar sus buenos deseos, sus “ojalas”, mas eso no es propio de un Secretario de Estado que tiene la obligación de decir: “Esta es la situación, pero ya se dictaron estas órdenes”.
Las riendas del gobierno, la cosa pública no es para tanteos ni especulaciones. Es para acción.
Y francamente nos parece una lástima que un Secretario de Estado que es lo suficientemente horado para decir las penurias que nos amenazan, no tenga la decisión de hacer lo que se necesita.
Y si eso acontece en el más alto nivel ?Que puede esperarse de los Romero Ochoa, los Salazar Canales, Etc., Etc.,?