V

 

 

 

s-A RIO REVUELTO GANACIAS DE PESCADORES.
.LOS PESCADORES DEL MERCADO T..ZAPATA
-MANDAN A LA CARCEL A QUIEN LES COMPITE.
-DEBE INTERVENIR EL PRESIDENTE MUNICIPAL

 

 

 

 

 

 

 

 

InicioLocalRegionalEstatalNacionalPlanetaDeportes Policiaca Columnas


 

 

 

 

 

-Los graves abusos de la C.F.E., son peores que cuando era privada.
-Hay un tal Lucas, que es un verdugo.
-Lo usa el superintendente, como tal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Columnas

HOMENAJE PERENNE
COLUMNA ESCRITA POR DON GONZALO MARTINEZ SILVA.

 





Cínica pretensión municipal de robar a la UAT
Quieren escamotearle 250 millones de Expo
Dicen que los invirtieron en instalaciones
La protesta femenil, el principio del fin
VERTICE
SABER SUMAR Y RESTAR ES LA FORMULA
PARA SER MILLONARIO DONDEQUIERA
PRECANDIDATOS A ALCALDE IGNORANTES
EL PRI TIENE AQUÍ BUENOS PROSPECTOS


La riqueza nunca ha sido, ni será, característica de sabiduría o la amasan más fácilmente los parias ambiciosos, que los letrados acostumbrados a vivir bien. Conozco cientos de casos de hombres lerdos pero ambiciosos que no comieron para guardar sus primeros pesos y después sólo se alimentaron de mendrugos para acumular riqueza.
Para ser rico, lo único que se necesita es saber sumar y restar. Además, esto es indispensable, ser trabajador y ambicioso, no tener escrúpulos.
Hace algunos años cuando Matamoros era una ciudad menor, hacíamos en las mesas de café el recuento de millonarios, de aquellos millonarios que ahora cuentan sus fortunas por cientos de millones.
Eran alrededor de los 50 y coincidentemente, ninguno era universitario. Pasábamos lista, enseguida, de los profesionales de medicina, el derecho, la economía, la agronomía, la química, la ingeniería civil y descubríamos con asombro que ninguno de ellos era millonario de aquellos de antes. Eran cuando mucho, pequeños burgueses. Hombres acomodados. Clase media alta y ciudadanos muy respetables.
Creo que el esquema aquel puede remodelarse ahora con los mismos resultados. Los universitarios, los pensantes, los intelectuales no pueden ni quieren enriquecerse porque tienen innumerables perjuicios éticos, de conciencia.
Desde luego que ésta es la regla, y para serlo deben existir y existen numerosas excepciones. Hombres de gran poder económico que empezaron en cero y que al disponer de dinero en abundancia, se dieron tiempo de cultivarse y lo han logrado. Pero no todos. Muchos siguen igual, en cero.
Hace muchos años, cuando gobernaba la entidad el general Raúl Gárate Legleu, y se cambiaran ayuntamientos al lado del Lic. Ciro R. de la Garza Treviño a la sazón Magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado y Presidente de la Federación de Organizaciones Populares y yo empezábamos a recoger las aspiraciones de los ciudadanos de todo el Estado miembros del sector popular.
En Xicotencatl había dos precandidatos: José Lumbreras campesino y comerciante y Othon Nuñez de Cacerez burócrata y agricultor.
El Gobernador comisionó al general José María Rodríguez y a un servidor, para que fuésemos auscultar la situación. El general Rodríguez en el camino me fue preguntando las características de los dos señalados. El primero era pobre, el segundo era acomodado.
De allí se agarró Rodríguez para decir que el candidato del PRI y de la CNOP, debiera ser rico, porque “si supo organizar su economía personal, podrá hacerlo con el municipio”. Othón Núñez de Cacerez fue postulado, ganó, pues entonces no había oposición, fue un buen alcalde y años después falleció en un accidente automovilístico muy cerca de esta ciudad de Matamoros.
Pero Matamoros no es Xicoténcatl ni los tiempos son los mismos.
En Matamoros necesita el PRI para triunfar a un candidato, además de adinerado, con la debida preparación intelectual, con experiencia en administración pública, con capacidad para entender los problemas sociales, que problemas sociales no solo son los de seguridad, sino también los de la moral popular, el empleo, la protección a los niños y ancianos, los de orden ecológico, los financieros, los de salud, etc., etc.
Un alcalde para Matamoros debe tener un mínimo de cultura de “roce social” como dice alguna gente.
¿Podrían disponer de estos atributos algunos de los encuerdados?
¿Comprenderá semejantes cuestiones don Eleazar Pérez Arciniega?....¿Como autodidacta se habrá adentrado en los conocimientos superiores Marte Rodríguez?... Tal vez yo esté equivocado y ojalá que así fuera y que el Gordo Elías pueda dar cátedra de administración pública y Marte sea un pozo de sabiduría o un diamante en bruto que no ha tenido oportunidad de deslumbrarnos con sus iridicencias.
Estos sólo fueron unos ejemplos porque, aparentemente son los más ricos, de los aspirantes.
Pero hay otros del mismo corte. Abarroteros, vendedores “de trago”, trabajadores a secas y así por el estilo.
Creo que el delegado del PRI profesor Oscar Ramírez Mijares no tiene porqué batallar mucho. Si las porras favorecieran a alguno de esos hombres ayunos de atributos, la derrota está asegurada. Si por el contario recoge las simpatías que puedan tener Jesús Guillermo Villarreal, Valerio Zivec, Mario Garza Ramos, Roberto Sergio Cedillo y Benjamín López Aguirre, todos ellos universitarios o debidamente preparados, las cosas serán menos difíciles.
La labor no parece muy difícil, porque la oposición que está totalmente pulverizada no encuentra un cauce adecuado.